EVITAR LOS ERRORES EN EL ENTRENAMIENTO

La buena salud es una cuestión de equilibrio. Cuando uno se siente realmente bien es cuando las piernas no pesan y se realizan a la perfección los entrenamientos, cuando haces lo que te gusta, es entonces cuando uno llega a conseguir los mejores resultados. Pero muchas veces, solamente evitando los fallos graves, se puede llegar a la forma física total y a sentir esas sensaciones de que se tiene cuando uno esta en forma.

Ahora os voy a indicar cinco consejos, siguiendo los cuales podremos evitar los errores en el entrenamiento :

1º .- Negar el dolor.

La mayoría de los corredores hemos sentido un dolor fuerte en alguna parte del cuerpo, entrenando, y algunos incluso a una semana de la Maratón. Luego en la competición, a los pocos kilómetros de iniciarla, se dan cuenta de que esta todo perdido.

Si sufrimos algún dolor muscular o articular, nuestra energía se dispersa, y con toda seguridad no consigamos el objetivo deseado, y con la posibilidad de que la lesión se agrave. Por eso antes este tipo de lesiones, que nos negamos a aceptar, hay que tomar las medidas oportunas y no forzar.


2º .- Picarse en los entrenamientos.

¿ Quien no se ha picado en un entrenamiento ?. Prácticamente ningún corredor nos salvamos de haber corrido en grupo y no habernos picado alguna vez. Esto es otra forma de competir, pero sin dorsal, y con tanto pique se llega a la competición desinflado, sin fuerzas.

La competición se hace con dorsal, y el entrenamiento con cabeza. No os dejéis llevar por los impulsos, no entréis al trapo ante las primeras provocaciones. El entrenamiento ha de ser metódico.

3º .- El descanso.

Entrenar no es solo correr por correr, el descanso también es entrenamiento. Si no se reposa un mínimo de horas, el trabajo realizado no se asimila e incluso crea una mayor tensión muscular y articular. Por eso, no por entrenar nuestro rendimiento mejorará.

Todos aquellos corredores que tienen un trabajo que implican cierto desgaste físico, deben de procurar descansar lo máximo posible, además de no sobrecargarse con demasiados kilómetros, deberían de intercalar entrenamientos fuertes con suaves.

Es obligado el descanso total antes de las competiciones. Si es un maratón, en la semana previa debe ser casi total, y en la anterior también se debe de bajar el número de kilómetros de forma importante. Es el mejor modo de asimilar todo el trabajo hecho hasta ese momento. Lo que se haga en las dos ultimas semanas ya no sirve para mucho de cara al maratón, todo lo que no se haya hecho hasta ese momento ya no se puede realizar.

4º .- Los estiramientos.

Correr muchos kilómetros y no estirar provoca un enorme desequilibrio muscular, que a medio plazo significa lesión.

Hay que considerar los estiramientos como un complemento para la preparación, estos son una parte fundamental del entrenamiento, sobre todo después de correr. Diez o quince minutos al día serán suficientes para no ver truncadas las esperanzas por alguna lesión.

5º .-La comida.

Comer bien nos ayudará a correr más y mejor. Pero comer bien no significa atiborrarse a comer, sino comer de todo y en su justa medida, y nunca quedarse con hambre. No soy partidario de las dietas y cambios bruscos de alimentación, lo mejor es seguir vuestra propia propuesta alimenticia sin cambios drásticos, pero con una serie de pautas que podéis seguir :

  1. Disminuir la ingesta de proteínas (Carnes y pescados ), como máximo tres días por semana.
  2. Consumir menos congelados y comidas precocinadas.
  3. Bajar en lo posible los fritos y evitar los dulces.
  4. Aumentar la ingesta de arroz, pasta, verduras, hortalizas, frutas, legumbres, frutos secos y semillas.
  5. También es aconsejable tomarse una cucharada de miel, y otra de aceite de oliva virgen.

Escucha a tu cuerpo mientras corres. Si sois capaces de disfrutar entrenando, descubriréis que correr es un placer.